Monumentos de Málaga

¿Quieres descubrir los mejores Monumentos Históricos de Málaga? Inspírate en nuestras recomendaciones sobre los Monumentos Históricos de Málaga

Alcazaba

Este Palacio fortaleza cuyo nombre en árabe significa ciudadela es uno de los monumentos históricos de la ciudad, un espacio muy visitado por conjugar historia y belleza en un mismo recinto.

De época musulmana está situada a los pies del monte Gibralfaro donde está el Castillo defensivo árabe al que estaba unido por un pasillo resguardado por murallas llamado La Coracha; junto al Teatro romano y frente al edificio de la Aduana, es una oportunidad para ver en solo unos metros la unión de las culturas romana, árabe y renacentista, lo que hace a este rincón un lugar muy especial.

Construida entre 1057 y 1063 según los historiadores musulmanes a instancias del rey de taifas bereber de Granada, Badis. En su construcción se emplearon materiales de acarreo y se reutilizaron piezas del anexo teatro romano, como columnas y capiteles.

Posteriormente llegan a Málaga los Almorávides en 1092 y los Almohades en 1146. En el 1279 la conquista Muhammad II Ben al-Ahmar y pasa al reino Nazarita. Su reforma le confiere una profunda impronta como edificación nazarí construida sobre la roca. Conjuga las necesidades de defensa y la belleza de un palacio árabe organizado a base de patios rectangulares y crujías en torno con sus jardines y estanques. Sus estancias que, en la tradición de la arquitectura granadina, buscan en los interiores la alternancia de luces y sombras para conseguir esos juegos que tan bien dominan los alarifes árabes.

Su componente militar la hace una de las obras más importantes musulmanas conservada en España. Con matacanas, torres albarranas con saeteras y murallas almenadas como elementos defensivos, sin embargo su mejor defensa estaba en su situación, dominando desde sus balcones la ciudad y la bahía.

A su alrededor había un barrio, hoy totalmente desaparecido, que tenia incluso su sistema para evacuar las aguas fecales, y con letrinas en casi todas las casas, lo que acredita el alto nivel de civilización que existía en esos momentos.

Tuvo sucesivas reconstrucciones, algunas hasta en el siglo XX, y actualmente es visitable con importantes muestras arqueológicas expuestas. En las primeras excavaciones para su restauración, aparecieron restos de muros romanos de hormigón revestido de estuco rojizo y pequeñas albercas excavadas en pizarra, destinadas a la preparación del Garum (pasta de pescado que elaboraban los romanos) y una mazmorra donde encerraban durante la noche a las cautivas cristianas que trabajaban de día.

La-Alcazaba-de-Malaga-y-su-historia-1-1140x530

Acueducto de San Telmo

El acueducto de San Telmo es una obra de ingeniería declarada Bien de Interés Cultural en calidad de sitio histórico. Está situada en el distrito Ciudad Jardín de Málaga, Andalucía (España). Está considerado como una de las obras de ingeniería hidráulica más importantes del siglo XVIII en España. Permitía llevar agua del Guadalmedina hasta la ciudad a través de sus 10,8 km de longitud, con 33 puentes, 30 acueductos y varias arcas. Fue diseñado por el arquitecto Martín de Aldehuela, llevándose a cabo su construcción entre octubre de 1782 y septiembre de 1784.

El promotor del proyecto fue José de Molina Lario y Navarro, obispo de la diócesis de Málaga. Las razones por las que se realizó la obra fueron la extensa y creciente población de Málaga y el auge comercial que estaba tomando la ciudad. Carlos III, por mediación del conde de Floridablanca, aprobó el proyecto mediante Real Orden de 21/9/1782.

El acueducto de arroyo Quintana es el más largo del total, con 170 metros de longitud, 15 metros de altura y 13 vanos con arcos de medio punto, habiendo finalizado las obras de restauración en diciembre de 2009.1​

El actual propietario del acueducto es la Fundación Benéfica Caudal y Acueducto de San Telmo, presidida por el obispo.

1200px-Acueducto_de_San_Telmo

Estatua de Hans Christian Andersen

Obra en bronce del escultor José María Córdoba por encargo de la Casa Real Danesa, nos presenta al escritor danés sentando en un banco, en actitud relajada. Una escena que podría reflejar a la perfección algunos de esos momentos que el escritor de La Sirenita o el Patito Feo pasó en nuestra ciudad durante los primeros días de octubre de 1862, y que recogió en su obra Viaje por España.

Cautivado por la belleza de Málaga, por el mar, su luz y su gente, Andersen llegó a escribir que “en ninguna otra ciudad española he llegado a sentirme tan dichoso y tan a gusto como en Málaga”. La obra invita a acercarse y a sentarse al lado de la figura del escritor, a admirar y sentir respeto por su obra y apreciar su forma pionera de viajar siendo uno de los primeros viajeros cultos del siglo XIX.

copenhagen-30rec

Monumento a Larios

Manuel Domingo Larios y Larios, promotor de la calle más importante de la ciudad que lleva su apellido, fija su mirada en esta concurrida vía desde 1899, año en el que el Ayuntamiento de Málaga erigió este monumento en su honor.

El segundo Marqués de Larios fue el principal accionista de la sociedad que se creó para la construcción de la calle y que supuso una inversión de un millón de pesetas de la época (6.000 euros).

El monumento es obra del escultor Mariano Benlliure, autor de otras obras que pueden verse en diferentes museos de Málaga, está diseñado en bronce y se asienta sobre un pedestal de mármol. La estatua está flanqueada por dos figuras. Un hombre que sostiene un pico y un azadón, que representa el trabajo, y una mujer que presenta en ofrenda a un niño, que representa la caridad.

En la cara frontal del pedestal se puede leer “A don Manuel Larios II Marqués de Larios Málaga agradecida”, mientras que en las otras caras están inscritas las fechas de su nacimiento, muerte y la de inauguración del monumento. La estatua está situada en las confluencias de la Alameda Principal y la calle Larios, conectando con la Plaza de la Marina.

67larios_crop3sub1

Teatro Romano

El Teatro Romano de Málaga es uno de los símbolos vivos de la Hispania Romana en la ciudad. Dispone de un moderno centro de interpretación ubicado a su lado en el que por medio de las nuevas tecnologías puede conocer la vida y las costumbres de la época. También se ha recuperado su uso primigenio ofreciendo espectáculos en su interior.

Descubierto en el año 1951 estuvo durante muchos años, semioculto por el edificio de la llamada Casa de la Cultura, construida entre 1940-42 y retocada en los sesenta, durante en cuyas obras se descubrieron los primeros indicios del Teatro, que fue definitivamente demolido para poder valorar debidamente este teatro dentro de los planes de los programas culturales de 1992.

En las excavaciones se pusieron a la vista el proescenium, es decir el escenario, restos de la Orchestra, el lugar reservado a los senadores y la cávea, el graderío de 31 metros de radio por 16 de alto con trece gradas y las entradas a las gradas, el llamado vomitorium.

Construido en tiempos de Augusto, en el siglo I después de Cristo, mantuvo su uso hasta el siglo III. Numerosos materiales como los sillares, columnas y piedras talladas fueron utilizados para la construcción de la Alcazaba.

El centro de interpretación que está decorado en su exterior por fragmentos de la Lex Flavia Malacitana, contiene piezas originales recuperadas en las excavaciones.

teatro_romano_malaga

Castillo de Gibralfaro

Este Castillo, edificado en el siglo XIV para albergar a las tropas y proteger a la Alcazaba, es hoy uno de los momentos más visitados de Málaga en el que puede recorrer sus murallas con impresionantes vistas de Málaga, o entrar su Centro de Interpretación para conocer su historia.

Recibe su nombre por un faro que había en su cúspide (Jabal-Faruk, monte del faro). Aunque fue utilizado por fenicios y romanos, sería el rey nazarita Yusuf I en 1340 el que convertiría en fortaleza este asentamiento.

En la reconquista sufrió el asedio de los Reyes Católicos durante el verano de 1487 y Fernando del Católico lo convirtió en su residencia temporal tras la victoria. Además, designó el castillo como elemento del escudo de armas de la ciudad.

Considerada durante un tiempo la fortaleza más inexpugnable de la península ibérica. Dispone de dos líneas de murallas y ocho torreones. La muralla exterior se une con la coracha, muros dispuestos en formas zigzagueantes que unen el Castillo con la Alcazaba. Por su parte, la interior permite hacer el camino de ronda por todo el perímetro de la fortaleza.

El Castillo se puede dividir en dos partes. La superior recibe el nombre de patio principal y en ella encontramos el Centro de Interpretación dónde puede conocer la historia del Castillo a través de de sus habitantes. En esta zona se encuentra la torre Mayor, con 17 metros de altura, el pozo fenicio y los baños. El pozo de Airón está excavado en roca viva y tiene una profundidad de 40 metros.

La parte inferior, o patio de armas, concentraba los barracones de la tropa y las caballerizas. La torre albarrana o torre Blanca, orientada hacia el noreste, es una de las más visibles y en su interior conserva un aljibe, dependencias y almacenes.

Para más información consulte el Centro de Interpretación del Castillo de Gibralfaro.

castillo-de-gibralfaro

Cementerio de San Miguel

El cementerio de San Miguel, ubicado en la plaza del Patrocinio, en Málaga (España), es el cementerio histórico de la ciudad. Se trata de un camposanto municipal, mayoritariamente del siglo XIX, con propiedades privadas y con alto valor patrimonial y artístico (se le considera el principal cementerio monumental de Andalucía). Está gestionado por el Ayuntamiento de Málaga (a través de la sociedad Parcemasa) e inscrito por la Junta de Andalucía en el Catálogo General del Patrimonio Andaluz.

Actualmente está clausurado a nuevos entierros pero no desafectado como cementerio, por lo que alberga los restos de numerosos malagueños ilustres enterrados en los siglos XIX y XX. Mantiene, además, una actividad funeraria limitada al depósito de cenizas en las propiedades, es decir, como columbario. Y también un programa cultural en forma de visitas teatralizadas, conciertos, y puntuales actos conmemorativos y religiosos.

La Asociación de Amigos del Cementerio de San Miguel fue la primera asociación de amigos de un camposanto que se creo en España.

Cementerio_San_Miguel_-_Vista_general_01

La Farola

La Farola además de ser uno de los dos faros españoles que tiene nombre femenino es un elemento recurrente en la iconografía malagueña. Muy apreciada por los malagueños nace en el siglo XIX, terminando su construcción en 1816 en tiempos de Fernando VII.

Ha sufrido varias reformas durante su historia. La primera se realizó por los daños causados por el terremoto de 1884. En 1885 se acometen obras de mejora y se le dota de un nuevo aparato luminoso que mejore la guía de los navegantes por la noche. En 1909 se amplía la vivienda del farero.

Durante la Guerra Civil, aunque se da orden de apagar el faro y pintarlo para dificultar su visión, sufre daños de los que tendrá que ser reparada.

Está ubicada en el paseo que recibe su mismo nombre, en el barrio de La Malagueta, entre el puerto de Málaga y el paseo marítimo Ciudad de Melilla.

La ampliación del puerto y la transformación del Muelle Uno son dos motivos más para no dejar de visitar este lugar de interés turístico.

Farola_de_malaga

Monumento a Torrijos

En el centro de la Plaza de la Merced se puede encontrar el monumento civil urbano más importante del siglo XIX, que fue diseñado por el arquitecto municipal Rafael Mitjana en honor al General Torrijos.

Este monumento funerario fue erigido en memoria de José María Torrijos y sus 48 compañeros que fueron fusilados en la playa de San Andrés por orden de Fernando VII. Aunque en principio se pensó ubicar en la misma zona donde fueron ajusticiados, finalmente se eligió la Plaza de Riego, antigua denominación de esta plaza.

La base o pedestal el monumento se utilizó de cripta, donde descansan los restos de estos defensores de la libertad. Está formado por dos cuerpos, el primero de ellos con dedicatorias, y el segundo con los nombres de los fallecidos. Finaliza el monumento con un obelisco decorado con coronas de bronce en forma de laurel y otra en el vértice de la pirámide.

Para su construcción se recurrió a donaciones populares y rifas. Una curiosidad del Monumento a Torrijos es que el bloque superior de piedra se encuentra ligeramente desplazado por el terremoto que padeció Málaga en 1884. En su restauración no se ha subsanado este pequeño desperfecto al considerarse parte de la historia de la ciudad.

20140709125823-monumento-a-torrijos

El Cenachero

Esta escultura en bronce, realizada por el artista malagueño Jaime Fernández Pimentel en 1968, representa a un personaje popular de Málaga, el Cenachero, que vendía pescado por las calles de la ciudad manteniendo el equilibrio entre los dos platillos de cenachos, de ahí su nombre.

Los cenachos se hacían de forma artesanal con esparto, y se llenaban en las playas del litoral donde se sacaba el copo. Normalmente vendían boquerones vitorianos, pero también jureles, sardinas o chanquetes. En la escultura se aprecia cómo iba vestido el cenachero tradicional: con un fajín, los cenachos colgados, y un sombrero para aliviar el calor.

Fruto del hermanamiento de Málaga con la ciudad americana de Mobile, en Alabama, el Ayuntamiento de Málaga donó una réplica de esta escultura, la cual está instalada en una plaza de dicha ciudad estadounidense.

El Cenachero junto con el Biznaguero, que se encuentra en los Jardines de Pedro Luis Alonso, y el burrito Platero, en el Parque de Málaga, forman un trío de esculturas muy identificadas con la ciudad y a las que la ciudadanía tiene un gran cariño.

dsc0596_crop3sub1

Plaza de Toros “La Malagueta”.

La plaza de Toros “La Malagueta” fue inaugurada el 11 de junio de 1876 con una corrida en la que lidió entre otros el mítico torero Rafael Molina “Lagartijo”.

Obra de Joaquín Rucoba, también autor del Mercado de Atarazanas, es de estilo neo mudéjar. Tiene forma de hexadecágono, cómo se puede observar desde el mirador de Gibralfaro que ofrece unas hermosas vistas al coso taurino. El ruedo mide 52 metros de diámetro y cuenta con 4 corrales, 10 chiqueros, caballerizas o enfermería, entre otras instalaciones. En la actualidad alberga el Museo Taurino.

En el mes de agosto acoge su gran evento anual, la Feria Taurina, en la que se puede acceder a un amplio programa de corridas con grandes figuras del toreo.
Destacar también la corrida Picassiana que se celebra en Semana Santa en la que los toreros lucen trajes inspirados en el estilo, visión y formas del pintor malagueño.

Malagueta

Puente de los Alemanes

El puente de Santo Domingo, conocido popularmente como Puente de los Alemanes, tiene su origen en un regalo del pueblo alemán a la ciudad de Málaga por su ayuda en el naufragio del navío germano Gneisenau.

Es un puente de estructura metálica que fue construido en 1909 y en 1992 se desplazó para que tuviera un ángulo de 90º con respecto a la iglesia de Santo Domingo.

La historia se remonta a diciembre de 1900 cuando un temporal hace naufragar a la fragata alemana Gneisenau. Muchos malagueños acudieron al socorro de los marineros, perdiendo la vida algunos de los rescatadores. Este acto heroico le valió a Málaga el título de “Muy Hospitalaria” que hoy luce en el escudo de la ciudad.

Años más tarde, en 1907, el río Guadalmedina se desbordó, llevándose consigo los puentes existentes. Al conocer esta noticia el pueblo alemán decidieron devolver el favor e iniciaron recolectas para la construcción del “Puente de los Alemanes”.

En una placa se puede leer: “Alemania donó a Málaga este puente agradecida al heroico auxilio que la ciudad prestó a los náufragos de la fragata de guerra Gneisenau”.

puente_de_los_alemanes__malaga_1600x1200-4